El vaciamiento

Share

EL VACIAMIENTO

(cuento)

Él no supo muy bien en qué momento cosas que siempre le habían gustado mucho empezaron a dejar de gustarle. El principio de aquel vaciamiento pudo empezar con una canción que quizás fuera  “Good bye yellow brick road”. Después vinieron otras, y luego más. Luego, comenzó a pasarle lo mismo con algunas películas, y con ciertos actores también, como si de repente un crítico malvado le hubiese descubierto que no habían estado actuando sino fingiendo, y que además se repetían. Continuar leyendo

Share

SI no deseas

Share

 

Si no deseas:

Vivir como si el paraíso estuviera en la tierra.
Amar como si nunca te hubieran herido.
Soñar como si no existiese imposible.
Luchar como si nunca hubieses fracasado
Jugar como si no hubiese ganadores.
Dar como si tuvieras suficiente.

ESTAS MUERTO

 

Share

TIEMPO Y CAMINO

Share

Tiempo y camino

Al contrario que las abejas y las mariposas, hay personas que no formamos parte de ningún equilibrio, de ningún ecosistema ni de nada. Lo sabemos, por eso vivimos sin titubear ni mirar a los lados. De todo el conocimiento que podamos acumular ninguno es mayor que el saber cuánto NO queremos pertenecer a nada. Muchos de nosotros, únicamente con la llegada de un hijo o una hija, sentimos la obligación de construir puentes que nos conecten con el presente continuo, no por nosotros, sino por nuestros hijos/as.
Con el tiempo, tornaremos a ser lo que siempre fuimos; tiempo y camino. El breve instante de ser únicos e insustituibles desaparecerá. Entonces volveremos a sentir que podríamos ser sustituido por una piedra y nadie nos echaría en falta.

No se puede ser irrepetibles más que un instante, dichosos lo que alguna vez lo sentimos, el resto es eso: tiempo y camino.
Share

VICTIMODOGMÁTICA 1

Share

Victimodogmática 1

Los individuos mezquinos propenden a la victimización. Amenazados por sus propios miedos sueñan con una vida absolutamente exenta de peligros y amenazas y exigen por ley una estrategia de defensa preventiva contra cualquier realidad que contradiga sus deseos de no sentirse inseguros jamás.
La solicitud abusiva de un mundo absolutamente seguro esconde quizás el mayor atentando contra la libertad.
Detrás del decreto de absoluta seguridad que demandan los débiles se oculta un odio a lo excepcional, que es precisamente dónde se refugia el arte y la genialidad.
Ningún lugar es más seguro que los cementerios.

Share

Tranquilidad de la razón

Share

El ímpetu de una utopía te puede llevar lejos; igual de lejos que la desesperación, pero dónde hay que conseguir llegar es a ese lugar en el que uno puede vivir sin tener que justificarse ni defenderse. Ese lugar se llama tranquilidad de la razón, y está muy cerca, lo malo es que está muy hondo y el autobús que te lleva allí es muy caro.

Share