Menos metafísica y más doméstica. Avances caseros

menos metafísica y más doméstica
Share

Menos metafísica y más doméstica. Avances caseros

Es tiempo de que el hombre se plantee una forma de evolución menos metafísica y más doméstica. Descorazona ver la cantidad de inútiles que han conseguido formar una familia sin la más mínima capacidad de gestión de las cosas de casa. La palabra doméstico inspira cierto horror para los hombres por las connotaciones de reclusión que ha tenido para las mujeres. Cuando superemos la Continuar leyendo

Share

Donde el tiempo late

Share

Quiero decirte algo que nadie nunca te dirá por dos razones; porque la mayoría no lo sabe y los que lo intuyen no se atreven:
                                    Los padres somos todos un poco ridículos.
No por las diversas definiciones que los diccionarios dan de lo ridículo, sino por una razón apenas advertida, que tiene un desliz de tristeza: El tiempo nos vuelve ridículos a los adultos porque el presente llega un momento en que ya no nos necesita, nos rechaza, le molestamos. Necesita juventud. Si tú comprendes eso, cuando seas padre te volverás valioso para tus hijos, porque no te resistirás neciamente a vivir dónde el tiempo late; en ellos.

(De mi libro; LOS HOMBRES QUE HACEN FALTA)

 

Share

A mi hija Natalia

Share

A mi hija Natalia, que no me deja dormir.

Te miro para aprender a ser  feliz.
Te  abrazo para que te sientas segura.
Te acaricio  para que te sientas amada.
Te revelo el truco para que no te dejes engañar.
Te llevo a todas partes pero eres tú quién me lleva.
Te digo “no se” para que averigüemos juntos.
Te regalo libros para que sepas estar a solas.
Te empujo para medir tus fuerzas.
Te escucho para saber qué sientes, y también, para saber qué he dicho.
Te cuido para curarme heridas que me hice yo sin darme cuenta.
Te guardo feliz en mis ojos cada vez que me voy para que te veas feliz en mis ojos  cada vez que me ves.
Te apoyo para tengas fe en ti.
Te digo que te quiero a cada rato, porque el amor debe decirse.
(Y porque  también debe leerse, te escribo estas cosas).
Hija mía, estoy inmerso en este amor con  toda su hermosura y su pavor.

Share