¡No olvides las horas!

Share

¡No olvides las horas!

Mis horas ya no son lo que eran. Antes mis horas estaban llenas de planes, éxtasis, y misterios. A veces las horas se arremolinaban y yo no llegaba a adivinar en qué lugar del reloj estaba. En ocasiones yo atrasaban; me quedaba anclado en un momento mientras las horas continuaban y continuaban; como son ellas, sin mirar quienes las siguen o las esperan. Muchas veces las adelanté, pero eso tampoco es bueno, porque después te alcanzan todas juntas, y el tiempo, si no lo fraccionas, hace mucho daño. Continuar leyendo

Share

Club anti Barbie

Share

CLUB ANTI BARBIE.
VIENEN ANTORCHAS  ANSIOSAS DE CENIZAS

Todo devenir humano es como un río; lleva en la superficie el cristal de la vida pero los causes son las heridas. Nada fluye sin abrir, sin apartar, sin dividir. La vida estalla al empezar y debe romper para seguir. El río no muere en el mar sino en la ciénaga. La muerte es eso, un estancamiento. Hay que aceptar las heridas como cause de la vida. Pero a veces los ríos se Continuar leyendo

Share