Los consejos de los ricos

Share

Los consejos de los ricos

Internet está lleno de vídeos y artículos en los que ten dan miles de consejos para ser rico. Aparecen incluso los mismos ricos diciéndote qué debes tener o hacer para llegar a ser como ellos. La lista es muy variada y los consejos también.
Durante un tiempo sentí mucha curiosidad por la biografía de estas personas  que leí con “cierto” interés para saber si existían consejos que me pudieran ayudar a vivir como vivía, pero pudiendo:
De verdad que los encontré; lo malo es que esos consejos eran  todos impracticables, salvo en Estados Unidos.

Para que un consejo sea funcional debe poder aplicarse, ser útil y alcanzar los objetivos que propone, algo que no ocurre tan fácilmente cuando se trata de “oportunidad para emprendedores” pues en la mayoría de los países del mundo, el estado favorece las condiciones para que, fundamentalmente, seas un esclavo suelto.
Es verdad que sin estado nos estaríamos matando a palos. La principal función del gigante de hierro es que los ciudadanos no se aniquilen unos a otros. A partir de allí, conforme un estado se va haciendo más «Estado» promueve ciertos equilibrios elementales para que la gente vaya engrasando con su sudor sistemas de gobiernos repletos, básicamente, de infamias. Una de las tantas es proporcionarte el suficiente cobijo sanitario para que no te enfermes mucho y puedas dejarte la piel pagando impuestos insoportables para mantener al gran hermano, que suele ser un vago lleno de vicios.

Si vives en un país en el que no se reconoce y retribuye justamente, la preparación, el sacrificio y la honradez, debes saber que tu enemigo es EL ESTADO. Trabaja para desmantelarlo. No dejes ni un ministerio en pie, porque el peor de todos los enemigos es cualquier sistema en el que tu sacrificio y tu honradez no son suficientes para llevar una vida digna, que es la forma más sostenible de riqueza en el mundo y la única que justifica tu lucha sin cuartel.

PD) Solo recuerda una cosa. El comunismo no es la solución. La solución son leyes justas que simplemente «impidan el almacenamiento de riqueza y favorezcan una distribución digna».

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *