Tranquilidad de la razón

Share

El ímpetu de una utopía te puede llevar lejos; igual de lejos que la desesperación, pero dónde hay que conseguir llegar es a ese lugar en el que uno puede vivir sin tener que justificarse ni defenderse. Ese lugar se llama tranquilidad de la razón, y está muy cerca, lo malo es que está muy hondo y el autobús que te lleva allí es muy caro.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *